El Comercio preocupado por la seguridad de los internautas