Gigantesco robo de datos se atribuye a red inalámbrica desprotegida