Hackers utilizan JavaScript en sus ataques.