La debilidad del usuario: confianza y falta de educación