Las notificaciones de virus y gusanos comprometen la seguridad