Las redes sociales y la pérdida de las empresas