Llega el spam 2.0 que utiliza imágenes para evitar los filtros