Los errores humanos ocasionan las pérdidas de datos más graves.