Sus equipos Mac necesitan protección para los puertos Thunderbolt y USB 3.0 contra la pérdida de datos