Troyano aprovecha la funcionalidad “Mail-to-Blogger” como medio de propagación